martes, 11 de noviembre de 2008

Miradas tristes





El otro día fuimos al Zoo con las niñas. No porque yo quisiera, ellas querían.

Solo he ido dos veces en mi vida y me gustaría no repetir la experiencia.

Nunca he tenido animales de compañía o al menos, por decisión propia, no van conmigo ese tipo de responsabilidades, pero eso no quiere decir que no me gusten los animales. Siento respeto por ellos, me gusta mirarlos, tocarlos (solo gatos, perros y periquitos, abstenganse iguanas, tarántulas, etc). Hace poco un perro vagabundo desayunó a mi costa y yo me quedé sin desayuno a la suya. Me estoy yendo del tema.
La cuestión es que el zoo siempre me ha dado una pena infinita, se me pone la mirada triste. Todos esos animales allí metidos, encerrados están para que yo, tu, nosotros los podamos ir a ver .Y ¿dónde está la gracia? A mi no me hace ninguna. Están mucho más graciosos en los reportajes de animalicos haciendo sus cosas naturales que no allí en el zoo roñoso (las serpientes están en bandejas de canelones aunque ellas no lo sepan) caminando, algunos, compulsivamente de un lado a otro o vigilando un horizonte que no existe.

La cosa es que no tardarán mucho en ser los únicos. Porque solo hay que ver las listas de animales en peligro de extinción. Casi todos. Y si no al tiempo.

Solo añadir que es una opinión, como tantas otras, un sentimiento expresado que no tiene que ver con las instituciones ni sus trabajadores si no con cómo somos las personas. Suerte que también hay gente que no solo opina, que trabaja y lucha por estas cosas, para que los animales sigan teniendo su espacio aquí en este planeta.

1 comentario:

Mi rasgo más característico dijo...

Totalmente de acuerdo. Para mi tampoco tiene ningún sentido. La sensación es estar en un lugar desfasadísimo, donde todo pierde el sentido que pudiera haber tenido. Pues considero que se puede admirar la belleza de los animales en libertad, en un documental de la tele, de una manera mucho más humana y respetuosa para ellos.

No a las cárceles tercermundistas de animales !!!

Hice las muñecas Tamara y Mariona con la lana que sobro de unas bufandas muy preciosas que tuvimos que cortar.
¿Como iba a tirar esa lana tan bonita? con esos colores, ese tacto... Y se me ocurrio esto. ¿A que son graciosas? Pues alguien dijo que parecian de budú ¿A que no? ¿Eh? Siempre hay algún envidioso que tiene que j.. molestar.